EL PRIMER GOLPE – La salida.

Los golpes siguen, llega un momento en el que tú ya no quieres vivir.

La inocencia con la que empezaste con ilusión a salir con él, ha desaparecido.
Él te hace creer que vuestra relación es una relación normal y corriente, que cuando dos personas se pelean, las manos vuelan.
Te dice que si lo dejas, el día que rehagas tu vida, vivirás lo mismo.

Lo normaliza hasta tal punto que crees de verdad que esto es lo que te espera hasta el día que te mueras.
O hasta el día que te mate.

(más…)

Continuar leyendo

Sueño, colecho y terrores nocturnos.

En casa llevamos casi seis años colechando.

Cuando di a luz a Diego, vivía en una habitación muy pequeña con una cama de noventa. Pese a eso, me dejaron una minicuna que nunca usé.
No paraban de decirme que durmiese a mi bebé ahí, pero mi instinto era lo único tenía por aquel entonces y no estaba dispuesta a perderlo. El único momento en el que me sentía feliz, era cuando Diego se dormía sobre mi pecho.

 

 

(más…)

Continuar leyendo
Cerrar menú