Diez regalos buenos, bonitos, baratos y originales.

Diez regalos buenos, bonitos, baratos y originales.

Se acercan fechas señaladas y a muchos de nosotros nos gusta mucho sorprender.
Aquí os dejo una lista de regalos bonitos, baratos y sobretodo originales, para impresionar a quién quieras, ya sea una pareja, un familiar, un amigo…
Algunos se los hice a mi marido y se quedó boquiabierto, así que ya sabéis… Para tener un detalle precioso no hace falta gastarse mucho dinero.

1. Cuadros con la ubicación de lugares especiales. Es algo muy fácil de hacer y queda precioso en casa. Buscas en Google Maps el sitio en cuestión, le haces una captura de pantalla, la imprimes en buena calidad en papel fotográfico y la enmarcas, recortando un corazón en una cartulina y poniéndolo entre el marco y la foto queda muy chulo, ¡facilísimo!

Yo puse el lugar en el que nos conocimos, el sitio donde pasamos nuestro primer día en familia y el restaurante en el que me pidió matrimonio.

2. Un tarro lleno de píldoras con mensajes bonitos, positivos, mensajes de amor… Y lleno también de su chuchería favorita (en el caso de mi costillo, los Sugus)
Las mini píldoras (vienen ya con su papel recortado en tamaño mini) las compré en Aliexpress, os dejo un enlace aquí. Este regalo es precioso, porque sirve para alegrar un mal día. 
Recomiendo hacerlo con tiempo, porque si por ejemplo quieres hacer un tarrito con 365 píldoras (una para cada día) lleva trabajo e imaginación, mucha imaginación.
3. Un álbum que demuestre, a base de fotos, que tu amor llega a cualquier parte del mundo. 
También se puede hacer para alguien que esté enfermo cambiando la frase a (¡Fulanito, desde la Conchinchina deseamos que te mejores muy pronto!) o para felicitar a alguien por su cumpleaños (¡Fulanita, desde el Laponia te deseamos que pases un feliz cumpleaños!)
También se pueden colgar las fotos impresas en globos de helio y llenar una habitación. Hay mil posibilidades y este regalo da para mucho, lo malo es que se necesita mucha ayuda y mucho boca a boca. Yo cuando lo hice busqué a gente por Facebook de la ciudad o país que quería y envié decenas de mensajes a desconocidos. Algunos me ignoraban (seguramente pensaban que quería venderles algo) pero otros muchos me ayudaron. Conseguí decenas de fotos, pero me tiré preparándolo unos seis meses más o menos.
Florencia, Córdoba, Japón, París, Pisa…

India, Punta Cana, Barcelona, Atenas… 

4. Un talonario canjeable por todo lo que se te ocurra. Los venden hechos (por ejemplo en MrWonderful) o los puedes hacer tú a tu gusto con cosas que sepas que gustan a tu pareja. Os dejo unas ideas:

– Vale por una cena romántica en (su restaurante preferido).
– Vale por una noche de cine viendo la película que elijas.
– Vale por un masaje de 45 minutos.
– Vale por hacer tu parte de tareas domésticas durante una semana entera.
– Vale por ver juntos la película que quieras en casa, y yo pongo las palomitas y el picoteo.
– Vale por un abrazo, sea cuando sea, aunque esté enfadad@.
– Vale por media hora de cosquillitas en la espalda.
– Vale por prepararte un baño con espuma, música y velas para ti sola.
Vía Pinterest.

5. Este es muy parecido al número 3, pero en forma de recuerdos bonitos que tengáis juntos. (El primer día que nos conocimos tú llevabas un suéter blanco y negro e ibas guapísimo, el día que fuimos al cine por primera vez, vimos una peli de miedo…)

6. Una caja de los cinco sentidos. Metes en una caja un detalle o regalo que tenga que ver con cada sentido, por ejemplo:

– Para el olfato: Un perfume que le guste.
– Para la vista: Dos entradas de cine.
– Para el gusto: Su dulce favorito.
– Para el tacto: Un aceite de masajes.
– Para el oído: Un disco con sus canciones favoritas o las canciones que os definen.
Después llenas la caja con confeti o algo bonito que la rellene, la envuelves y voilá, una sorpresa preciosa.

7. Escribirle mensajes por todas partes, que se despierte y vea uno en el espejo del baño, otro en su taza del desayuno, otro en su armario o donde deja la ropa… ¡Y hasta en el coche! Mi marido se quedó muerto cuando vio nuestro coche lleno de posits, y de hecho, ¡no los quitó hasta que se fueron cayendo! Yo me moría de vergüenza cuando iba a buscarme al trabajo con el coche así, le echaban fotos y todo, jajaja.

Mirad su cara, jajaja.

8. Regalarle tiempo o cultura. Un día en un spa, un día haciendo algo que sepas que le gusta (cualquier deporte es un plan genial y muchos no son muy caros, yo el otro día le regalé un vale para hacer Rafting y nos lo pasamos como niños). Regalarle un par de entradas para el teatro, para un concierto, para el parque de atracciones…

9. Unos rasca y gana con premios, frases de amor, o lo que tú quieras.
Hacerlo tú mismo es facilísimo, sólo hay que recortar la cartulina y decorarla al gusto, escribir los mensajes, pintar muy muy bien encima del mensaje con una cera blanca (plastidecor) y mezclar dos partes de pintura plateada con una de detergente lavavajillas, se pinta encima, se deja secar y ya está, tu rasca y gana personalizado. 
Vía Pinterest.
10. Un tarro con palitos de madera que ponen las cosas que te gustan de él o ella, o sus virtudes. Para subir el autoestima es maravilloso.
Vía Pinterest.

Iré añadiendo más cosas porque tengo varias ideas en mente, pero como aún no se las he hecho a mi marido, no quiero que sepa lo que le espera y se lee todo lo que publico, pues las iré poniendo poco a poco. 

Espero que os haya servido y que os gusten tanto como a nosotros y disfrutéis sorprendiendo tanto o más que el sorprendido. ¡Gracias!

Deja un comentario

tres × 5 =

Menú de cierre